Amueblar las diferentes estancias de una vivienda es una tarea complicada. Hay muchos aspectos por los que podemos decantarnos y no siempre es sencillo hacer que toda la decoración de un hogar tenga sentido. Existen algunos rincones de la casa más complicados que otros y en los que debemos tomar decisiones más difíciles. Un buen ejemplo lo encontramos en las cocinas y cuartos de baño. Espacios que deben ser funcionales pero, a la vez, contar con un bonito diseño.

En el caso de los últimos, siempre se suele repetir una misma pregunta: ¿bañera o ducha? Y lo cierto es que no siempre resulta sencillo dar con una respuesta rotunda. En nuestro residencial Aguacate Beach contamos con los mejores equipamientos posibles pero también nos planteamos esa cuestión al llegar a los baños. Y para intentar aportar claridad al asunto, en nuestro post de hoy vamos a hablar de las principales diferencias entre bañeras y duchas.

Las duchas: la opción moderna

Primero centraremos la mirada en las duchas, la opción por la que más personas se decantan en la actualidad. Para poder tener claro si una ducha es lo que necesitamos en nuestro cuarto de baño, es aconsejable tener en cuenta una serie de factores como el espacio, quiénes la van a utilizar y el presupuesto del que disponemos.

Aclarados estos aspectos, es el momento de repasar sus principales ventajas para que sepas todo lo que pueden ofrecerte:

  • Ocupan mucho menos espacio, lo cual es algo a tener en cuenta si nuestro cuarto de baño es pequeño.
  • Son más funcionales que las bañeras ya que la mayoría de personas prefiere una ducha rápida en su día a día a perder el tiempo con un baño.
  • Permiten mantener mejor la temperatura ya que la mayoría suelen contar con mamparas que permiten cerrar de forma hermética y no perder el calor.
  • Consumen mucha menos agua.
  • Su limpieza resulta mucho más cómoda y rápida.

Sin embargo, no todo son ventajas. Elegir una ducha por delante de un baño nos impedirá gozar de los baños largos y relajantes. Además, aunque a día de hoy cuentan con diseños muy modernos, suelen ser menos elegantes que las bañeras.

Bañeras: principales ventajas e inconvenientes

Las bañeras no son tan populares en pleno 2021. Pero nos ofrecen muchas posibilidades como para descartarlas sin valorar si son lo que estamos buscando. Entre sus principales ventajas destacamos las siguientes:

  • Son la mejor opción para el relax y bienestar.
  • Resultan perfectas si hay niños pequeños en casa.
  • Permiten darse una ducha rápida si no disponemos de tiempo o de disfrutar de un cómodo baño si podemos.

Si nos centramos en sus inconvenientes, lo cierto es que no suelen usarse mucho en el día a día, quedando los baños para fines de semana o momentos especiales. El consumo de agua es mucho mayor, es necesario contar con más espacio en el cuarto de baño y su limpieza es más pesada.

¿Por cuál decantarse?

Ahora que hemos repasado las principales diferencias entre duchas y bañeras, todo debería ser más sencillo. Sin embargo, sabemos que elegir entre una de estas dos opciones es difícil. Así que, si todavía tienes dudas, no te pierdas este artículo de El Mueble en el que pretenden arrojar algo de luz a esta complicada decisión.

Desde nuestro punto de vista, elegir entre bañera o ducha es algo que depende, sobre todo, de dos factores: el espacio del que dispongamos y el gusto personal. Si se trata de un baño pequeño, la mejor opción es una ducha. Pero si el espacio no es un problema, nuestro consejo es que te dejes llevar y te decidas por la opción que más te guste para tu baño. Incluso puedes instalar ambas posibilidades si dispones de un gran cuarto de baño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora