Desde hace varios años hay un modelo de vivienda que cada vez cuenta con más adeptos: las casas prefabricadas. Una opción interesante para quienes desean tener una vivienda completamente nueva que instalar sobre un terreno. Pero… ¿Cuáles son las ventajas que nos ofrecen estas viviendas? ¿Existen varios tipos? ¿Qué precio tienen?

Sabemos que son muchas dudas las que pueden surgir al hablar de ellas, al igual que al explicar diferencias entre metros útiles y metros construidos. Y para intentar que todo quede lo más claro posible, hoy vamos a centrar nuestra publicación en el cambio que está viviendo la construcción con las casas prefabricadas.

Casas prefabricadas vs Casas modulares

Para empezar, debemos hacer una diferenciación clara entre casas prefabricadas y viviendas modulares. Porque, aunque sean conceptos muy parecidos, no son exactamente lo mismo. Así que vamos a definir en qué consiste cada uno de estos tipos de inmueble:

  • Casa prefabricada: este tipo de hogares se confeccionan en una sola unidad directamente en fábrica. De este modo, no necesitan montaje, sino que se transporta la vivienda en su totalidad hasta el lugar en el que se emplazará. Son viviendas ya preparadas para vivir a falta de ser enlazadas a los suministros. Suelen ser de materiales como acero, PVC o madera y de un tamaño relativamente pequeño.
  • Casa modular: las viviendas modulares se montan en el lugar de emplazamiento y se componen por varias piezas, los llamados módulos. Estos se han fabricado con antelación, de manera que posteriormente solo haya que ensamblarlos. Permiten una mayor personalización que las viviendas prefabricadas, además de ser de mayor tamaño.

Una de las mayores ventajas de este tipo de viviendas es que su tiempo de construcción es mucho más rápido que el de un hogar tradicional

Ventajas de este tipo de viviendas

Estas viviendas presentan una serie de ventajas que hacen que para muchos sean más atractivas que las construcciones tradicionales. Lo más destacado en este sentido si hablamos de beneficios con respecto a las viviendas de toda la vida lo más importante es lo siguiente:

  • Rapidez: su construcción es mucho más rápida, llegando a estar preparada para vivir en unos pocos días o semanas.
  • Sin sorpresas: controlar los gastos es más sencillo aquí ya que suele haber menos imprevistos que tengan impacto sobre el presupuesto final.
  • Precio: por norma general su precio es más económico, siendo hasta un 30% inferior que el de las construcciones tradicionales.
  • Sostenibilidad: durante su fabricación estas viviendas requieren menos energía y generan menos residuos, por lo que son más ecológicas. Además, suele ser muy eficientes a nivel energético, por lo que no desperdician recursos.

¿Cuánto cuesta una casa prefabricada?

La pregunta que siempre suele hacerse justo después de conocer las viviendas prefabricadas es cuál es su precio. Y lo cierto es que, como sucede con cualquier otro inmueble, todo depende de muchos factores. Materiales de construcción, acabados, tamaño, diseño… Los precios parten desde cifras bajas, habiendo casas prefabricadas incluso por debajo de los 20.000 euros. Aunque también las hay por encima de los 300.000 euros. En este sentido, lo mejor es dejarse asesorar por un experto y tener en cuenta estos consejos sobre la compra de casas prefabricadas.

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora