Poder disfrutar de una segunda vivienda, a parte de la casa habitual en la que se pasa la mayor parte del año, es un gran privilegio. Sin embargo, también supone un esfuerzo a nivel económico ya que una gran cantidad de gastos se multiplican por dos. Y con los precios que hay en la actualidad en los suministros, es posible que tu segunda casa de la playa o el pueblo te esté haciendo pagar mucho en la factura de la electricidad.

Es por ello que, al igual que hace una semana os dimos consejos para hacer la declaración de la renta, hoy haremos lo propio con trucos para ahorrar en la factura de la luz. Existen muchas maneras de ahorrar en los suministros, como señala la Organización de Consumidores y Usuarios en esta guía. Pero nosotros vamos a centrarnos en el caso específico de las segundas residencias.

Tips para ahorrar en la factura de la luz en tu segunda residencia

Tener una segunda vivienda es algo perfecto para cuando llegan las vacaciones, fechas festivas y puentes. Una oportunidad para alejarse del ruido de la ciudad y pasar unos días en el campo o en la playa. Sin embargo, como hemos comentado, tener una casa extra también implica mayores gastos. Y con el precio de la luz, que continúa disparado, todo puede volverse más problemático. Pero lo cierto es que siguiendo algunos consejos sencillos es posible reducir al mínimo la factura eléctrica de nuestra segunda residencia.

El precio de la luz continúa disparado pero existen algunos trucos con los que reducir las facturas de electricidad de nuestra segunda vivienda

Potencia contratada

El primer paso que podemos dar para ahorrar tiene que ver con la potencia eléctrica que tengamos contratada, que normalmente suele ser superior a la que realmente necesitamos. Esa potencia marca la cantidad de electrodomésticos que podemos utilizar al mismo tiempo y supone un gasto fijo en la factura cada mes. Para saber si tenemos contratada potencia de más solo tenemos que comprobar la factura de la luz, ya que en ella aparecerá lo que tenemos contratado y también la potencia máxima que hemos utilizado en los últimos meses.

Consumo eléctrico

El segundo paso que podemos dar tiene que ver con el control de nuestro consumo. Actualmente es recomendable optar por las tarifas con precio fijo, ya que el mercado regulado está por las nubes. Así que nuestro consejo es que si tienes un contrato de este tipo lo cambies. Y en caso de que no quieras hacerlo, procura realizar tus mayores consumos de energía en los horarios valle o llano, que resultan más baratos.

Desconectar los aparatos

Como es una segunda vivienda, es posible que puedas permitirte desconectar la mayoría de electrodomésticos cuando te vayas de ella si no vas a volver pronto. El simple hecho de estar enchufados hacen que ya consuman electricidad, por lo que puede ser interesante apagar los plomos en el cuadro eléctrico para reducir el consumo a cero. Eso sí, procura no hacerlo si tienes productos en el frigorífico, ya que se echarán a perder si lo desconectas.

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora