A la hora de poner en venta una vivienda o al empezar a buscar un nuevo hogar, la primera pregunta suele ser siempre la misma: ¿qué precio es el adecuado? Esa es la principal duda de la mayoría de españoles que se enfrentan a un proceso de compra-venta. Y es que, no saber cuál es el valor del inmueble que queremos adquirir o del que queremos obtener un beneficio vendiéndolo puede convertirse en una auténtica pesadilla.

Si no quieres tener dudas, puedes echar un vistazo a las opciones de las que disponemos en Grupo Mayfo y te asesoraremos sin ningún compromiso, a parte de ofrecerte toda la información que necesites. En este sentido, disponemos de opciones de alquiler con opción a compra en Granada con las que conseguir una vivienda de la manera más económica posible.

LA TASACIÓN

Para que este proceso no se convierta en un mar de dudas se recurre a la tasación oficial. Se trata de un documento elaborado a manos de un profesional que se encarga de establecer un valor para la vivienda en cuestión. Esta valoración se realiza a través de la aplicación de una normativa legal y con el cumplimiento de unos criterios y metodología específica. De este modo, la tasación final del inmueble es completamente objetiva.

Las tasaciones únicamente tienen validez por un periodo determinado de tiempo. Esto se debe a que el valor del inmueble puede variar en función del momento en el que se encuentre el mercado. En función del objetivo que tenga la vivienda, el tipo de tasación puede ser diferente y existen dos valores principales: el que está relacionado con el precio del mercado y el del valor hipotecario.

¿Cuándo es necesaria una tasación?

Pero realizar una tasación no siempre es necesario. Por este motivo, es fundamental informarse sobre lo que necesitamos hacer o no para evitar realizar tasaciones innecesarias. Normalmente hay dos momentos en los que la tasación es imprescindible. Estos son el momento de pedir una hipoteca a un banco o si tu inmueble está en algún proceso de embargo, herencia o similares.

¿QUÉ DETERMINA EL VALOR DE UN INMUEBLE?

Ubicación

La ubicación del inmueble es fundamental para poder determinar su valor ya que este depende directamente de la zona en la que se encuentre. En este sentido, los lugares con buena comunicación a nivel de transporte y con servicios imprescindibles cercanos como colegios y hospitales son mejor valorados.

Estado

Como es lógico, siempre se valorará mejor una vivienda que sea nueva o esté muy bien conservada que otra que esté vieja y requiera realizar alguna reforma. De este modo, si el inmueble está bien conservado será mejor valorado.

Dimensiones

El tamaño de la casa, piso o local también es fundamental. Normalmente a más metros cuadrados, mayor valoración. En este sentido influyen más factores como la distribución y la orientación del inmueble.

Otros aspectos

Además de todos los aspectos que hemos señalado anteriormente, hay más cosas que darán una mejor o peor valoración a un inmueble. Algunas de ellas son los acabados de mismo como suelos, armarios empotrados o calefacción, el número de habitaciones del que disponga y las características de la finca.

Si estás pensando en comprar una nueva vivienda y ya conoces el precio que piden por ella, lo más normal es que tengas que recurrir a los bancos. Estas entidades te ofrecerán un préstamo para que puedas hacer frente a la compra del inmueble sin cumples con una serie de requisitos económicos y laborales. En el caso de que estés decidido por pedir una hipoteca, echa un vistazo a estos consejos de Rastreator que deberías tener en cuenta antes de acudir al banco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora