El invierno cada vez está más cerca. En la recta final del año 2020, esta estación dará comienzo el próximo 21 de diciembre. Y, pese a que todavía no ha empezado de manera oficial, el frío ya es una constante durante los días en todos los rincones de España. Temperaturas que se acercan a los 0 grados y que, en algunos casos, incluso son inferiores. De manera que para luchar contra el frío solo tenemos dos opciones: abrigarnos mucho fuera de casa y empezar a utilizar la calefacción.

Este último aspecto, el de usar la calefacción, es uno de los principales quebraderos de cabeza de la mayoría debido a su alto coste. Algo que no sucede en estas viviendas de obra nueva en Granada, que cuentan con sistemas sostenibles, económicos y eficientes. Sin embargo, en la mayoría de hogares la calefacción suele ser peor y es necesario utilizarla con cabeza para que a final de mes no nos llevemos un susto. Por este motivo es fundamental conocer trucos para ahorrar en calefacción.

5 trucos para ahorrar en calefacción

Revisar los radiadores

Si tu sistema de calefacción utiliza radiadores debes revisarlos cada año antes de comenzar a utilizarlos. Si no reciben un mantenimiento periódico y correcto, puede que no funcionen bien y utilicen más energía de la que deberían. Debes purgarlos antes de encenderlos con la llegada del invierno y comprobar que todo funciona bien. Otro aspecto importante es no taparlos con muebles o cortinas para que el calor se distribuya mejor.

Cambiar la caldera

Para ahorrar a veces hay que realizar una inversión previa. Es a lo que tendrás que hacer frente si tu caldera es demasiado vieja. Los aparatos antiguos consumen mucho más y son menos eficientes y sostenibles que los que se fabrican en la actualidad. Es posible que tengas que gastar más dinero si te decides por el cambio pero, año a año, conseguirás amortizar la inversión y ahorrar a medio plazo.

Temperatura

Elegir una temperatura adecuada también es un aspecto fundamental para ahorrar. Al igual que sucede en verano con el aire acondicionado, debemos dar un uso inteligente a la climatización. Con una temperatura entre 21 y 22 grados debería ser suficiente para crear un ambiente cómodo. Debes tener en cuenta que cada grado que subas al termostato cuenta, ya que aumentará el consumo de energía.

Aislamiento

El contar con un buen aislamiento en nuestro hogar también es un factor fundamental para sacar el máximo rendimiento posible a la calefacción. En este sentido, las ventanas suelen ser el principal punto de fuga para el calor generado en nuestra vivienda. En este sentido, los dobles acristalamientos se convierten en nuestro principal aliado, ya que reducen drásticamente la pérdida de calor en cualquier hogar.

Constancia

Intenta evitar los golpes de calor para calentar rápidamente tu casa porque aumentarán en gran medida el consumo de energía. Es mejor mantener una temperatura constante y utilizar la calefacción más rato que utilizarla a base de golpes. En este sentido a veces es más rentable bajar la temperatura unos grados antes que apagar la calefacción ya que si la casa se enfría demasiado costará más que vuelva a calentarse.

Además de estos consejos, tampoco debes olvidar que es invierno y que debes vestirte para la época del año en la que nos encontramos. Olvídate de estar en pantalón corto y camiseta en casa y coge una buena sudadera y un pantalón más abrigado. También puedes ver estos consejos de Computer Hoy con los que continuar ahorrando en calefacción cada mes durante el invierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora