Lo más probable es que, independientemente de si vives en una casa o un piso, en alguna ocasión hayas escuchado molestos ruidos del exterior o de los vecinos. Algo que no tiene por que ser un gran problema si no sucede mucho pero que puede llegar a convertirse en una auténtica pesadilla. Por norma general, los ruidos suele provenir o de la calle o de los vecinos. Y los datos arrojan luz al respecto: hasta el 40% de los españoles sufren de este tipo de ruidos.

Para ponerle solución, nada mejor que contar con un buen aislamiento a nivel estructural en el hogar. Como con el que cuentan estas casas nuevas en Churriana de la Vega. Sin embargo, es posible que tu vivienda no sea de nueva construcción y no sepas que hacer para acabar con ellos. Existen muchas otras posibilidades de insonorización con las que podremos reducir, según muestran en esta noticia, hasta un 70% de los ruidos tan molestos del exterior o vecinos.

Trucos para acabar con los ruidos

Si no cuentas con una nueva casa y sufres de estos ruidos, existen varias posibilidades para que puedas acabar con este tipo de problema. Desde invertir en nuevas ventanas o un mejor aislante, hasta utilizar trucos como utilizar corcho o pladur. Sin olvidar que existen ciertos muebles que nos pueden ayudar a mitigar estos sonidos que nos impiden vivir en paz. Te contamos los mejores trucos para poner fin a esa pesadilla.

Ventanas

Si los ruidos que sufres provienen del exterior, lo más probable es que se deba a que tus ventanas no ofrecen el aislamiento adecuado. En este sentido, las más aconsejables son las de doble acristalamiento. Con ellas conseguiremos decir adiós a los ruidos y, a la vez, conseguir un mejor aislamiento a nivel térmico. De manera que será algo que notaremos también en el términos energéticos.

Mejores aislantes

Las paredes suelen contar con elementos aislantes y materiales para mitigar los efectos del exterior en nuestros hogares. Por norma general estos aislantes evitan la humedad, la pérdida de temperatura y que penetren ruidos en nuestra casa. El problema es que cambiar nuestras paredes para equiparlas con mejores aislantes es un proceso más complejo. Sin embargo, sus resultados son perfectos.

Muebles

Si no quieres tener que cambiar ventanas o mejorar paredes, existen otras opciones más caseras. Puedes utilizar muebles para aislar de ruidos tu casa. Por ejemplo, una gran estantería llena de libros en la pared por la que entra el ruido suele ser un buen remedio. Poner cuadros y espejos también es efectivo. Así como poner alfombras, cortinas o tapices en el suelo.

Materiales contra el ruido

Otra opción para aislarnos del ruido externo a nuestra casa consiste en aislar las paredes sin tener que recurrir a grandes obras para ello. Podemos utilizar como aislante la fibra de lana, el corcho o los paneles de pladur. Perderemos un poco de espacio en la habitación debido a su grosor pero nos permitirán vivir más tranquilos y decir adiós a los ruidos en nuestra casa.

Pintura aislante

Hay otra opción para las paredes que también es perfecta para darle un toque nuevo a nuestras habitaciones. Se trata de la pintura aislante, un tipo de pintura con resina, látex y otros materiales que son capaces de reducir el ruido en hasta un 30%. Una solución perfecta para dejar nuestra casa como nueva y despedirnos de todo sonido indeseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora