Se acerca el invierno. Y no se nos ocurre una sensación más desagradable que la de estar en tu propio hogar y tener que ponerte el abrigo para no pasar frío. Algo que sucede a menudo en muchos puntos de España si no se cuenta con un sistema de calefacción adecuando en la vivienda. Sin embargo, a día de hoy existen muchas posibilidades para que los meses más fríos del año sean completamente confortables en nuestras casas.

Instalaciones modernas de climatización como las del Residencial Ronda Sur V y del Residencial Ronda Sur VI en Motril con las que resulta imposible pasar frío. Pero si tu vivienda todavía no cuenta con una buena calefacción, las dudas tomarán el protagonismo. ¿Qué tipo de calefacción será mejor para mi hogar? Una pregunta complicada de responder y sobre la que vamos a tratar en esta publicación.

Tipos de sistemas de calefacción

Radiadores

Los radiadores son dispositivos que permiten intercambiar calor entre dos medios, siendo uno de ellos el aire del ambiente. Pueden funcionar de muchas maneras aunque por norma general suelen alimentarse a través de gas natural, que suele ser bastante más económico que los que usan la electricidad.

Suelo radiante

Además de los radiadores, una alternativa más moderna es el suelo radiante. Se trata de un funcionamiento similar al de los radiadores con la diferencia de que los conductos que calentarán la vivienda se encuentran en el suelo de la misma. De esta manera el calor se distribuye de forma uniforme. Es una opción muy solicitada para viviendas de nueva creación.

Bomba de calor

Las bombas de calor son bastante eficientes y, a día de hoy, cuentan con unos consumos bastante sostenidos. Eso sí, si los espacios a calentar son bastante grandes, se requerirá de una máquina con la potencia suficiente.

Chimeneas

La opción de toda la vida: optar por chimeneas y estufas alimentadas por leña o pellets. Es una opción bastante buena para grandes espacios aunque no la más cómoda. Esto se debe a que tendrás que almacenar el combustible utilizado en un lugar determinado, cosa que no ocurre con los sistemas anteriores.

¿Qué debería tener en cuenta al elegir uno?

A día de hoy, lo más importante es pensar en la sostenibilidad y optar por un sistema de calefacción que sea eficiente. En este sentido, tal y como remarcan en este artículo de ABC, la decisión puede depender en función de diferentes factores como el tiempo que pasamos en casa, nuestro presupuesto, el tamaño de la vivienda y el clima que haga en la zona.

Y es que, dependiendo de estas características, será más conveniente y recomendado utilizar un sistema u otro para calentar nuestra vivienda. Los mejores sistemas están relacionados con las bombas de calor, la geotermia y la energía solar. Sin embargo, en función a los aspectos que hemos señalado anteriormente, todo puede variar en función de la utilización que le demos.

Así, desde nuestro punto de vista, lo factores más importantes están relacionados con el coste de la instalación, la calidad que nos ofrezca la misma y que el funcionamiento sea eficiente. Por norma general, si lo que buscas es un invierno confortable, nuestra recomendación es invertir en un buen sistema de calefacción y huir de soluciones temporales de un consumo elevado como estufas y calentadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora