Una de las mayores preocupaciones de la sociedad en la actualidad tiene que ver con su consumo energético. La inflación está provocando que el precio de prácticamente todas las cosas suba. Y esto también afecta al combustible y la electricidad. En este sentido, uno de los gastos más abultados en el hogar es el destinado a calentar la vivienda en invierno y mantenerla fresca durante el verano. Algo en lo que juega un papel fundamental el aislamiento térmico.

Existen muchas cosas que puedes hacer para mejorar el aislamiento de tu casa, como ya te contamos en el post ‘Aislamientos térmicos: la envoltura de la calidad’. Sin embargo, no vamos a hablar sobre ellas. Lo que haremos en esta nueva ocasión será desmentir ciertos mitos sobre el aislamiento que hacen que muchos se pregunten si realmente es tan importante. Si eres uno de ellos, no te pierdas esta publicación que te sacará de dudas.

Mitos falsos sobre el aislamiento térmico

Solo es importante en verano

El primer mito tiene que ver con la creencia de que el aislamiento térmico solo es importante durante los meses de invierno. Lo cierto es que no es así, aunque se pueda pensar que lo importante únicamente es que no entre frío en esa época del año. Sin ir más lejos, también es muy valioso durante el verano, ya que permite mantener el interior fresco de manera más fácil. Esto te ayudará a utilizar menos el aire acondicionado, ya que el aire se mantendrá frío más tiempo y el calor de afuera no entrará en tu casa.

Además de durante los meses de invierno, contar con un buen aislamiento térmico también proporciona un gran ahorro en el verano

Es muy caro

Otro mito sobre esto tiene que ver con su precio, ya que son muchos los que piensan que realmente es muy caro. Lo cierto es que el gasto inicial puede ser elevado, tal y como ocurre con las placas solares. Sin embargo, si miramos el ahorro inmediato que nos ofrece mejorarlo podremos darnos cuenta de que se amortizará en muy poco tiempo. Por lo que sí, requiere de una inversión elevada, pero el ahorro que ofrece es todavía mayor.

Genera problemas de humedad

Muchos usuarios declinan mejorar el aislamiento térmico de sus hogares porque piensan, erróneamente, que puede generar problemas de humedad. Y lo cierto es que sucede exactamente todo lo contrario, ya que puede ayudar a reducir los niveles de humedad de la vivienda. Esto lo consigue gracias a mantener una temperatura constante, lo que reduce la condensación y la posible proliferación de hongos y moho.

Solo es necesario para viviendas antiguas

El mito más repetido sin lugar a dudas tiene que ver con que únicamente es necesario para las casas antiguas. La realidad, sin embargo, es que se trata de algo imprescindible en cualquier vivienda, sea nueva o vieja. De hecho, el aislamiento térmico es un aspecto cada vez más importante en las viviendas de obra nueva, donde se le otorga gran importancia para ofrecer a sus compradores una mejor eficiencia energética. De este modo, contar con un buen aislamiento térmico es recomendable tanto para casas con muchos años como para las de reciente construcción.

Call Now ButtonLlamar ahora