Cuando hablamos de aspectos como la compra-venta de una vivienda hay que tener muchos aspectos en cuenta. De hecho, hace una semana te contamos como la firma electrónica puede ayudarte a agilizar este tipo de procesos inmobiliarios. Aunque haya algunos detalles desconocidos sobre este tipo de gestiones por parte del usuario medio, la mayoría de ciudadanos sabe qué tener en cuenta a la hora de comprar o vender una propiedad.

Sin embargo, lo que muchos no conocen es que existen alternativas a la venta de viviendas realmente atractivas. Sobre todo para quienes buscan poder seguir utilizando su casa pero quieren recibir dinero por ella. ¿Eso es posible? Lo cierto es que sí gracias a la nuda propiedad. Y como sabemos que lo más probable es que no conozcas en qué consiste, hoy vamos a explicarte todo lo que debes saber sobre esta interesante alternativa.

Nuda propiedad: qué es

Antes de nada vamos a aclarar qué es eso de la nuda propiedad. Se trata, en resumidas cuentas, de un concepto jurídico por el que una persona tiene derecho sobre una cosa de la que es propietaria pero no puede hacer uso de la misma. Es decir, una persona es titular de un bien pero este se encuentra en manos de un tercero.

Ese titular es denominado como ‘nudo propietario’ y las facultades para su uso y derechos sobre el bien están muy limitados para su dueño legítimo. De hecho, lo normal es que únicamente el nudo propietario sea el que pueda disponer, utilizar y disfrutar del bien.

La nuda propiedad es un concepto jurídico por el que una persona tiene derecho sobre una cosa de la que es propietaria pero no puede hacer uso de la misma

¿Y qué es la nuda propiedad de una vivienda?

Ahora que sabes qué es este concepto, llega el momento de llevarlo a nuestro terreno: a la vivienda. Cuando hablamos de nuda propiedad en una vivienda se trata del proceso en el que una persona vende una casa pero se reserva el derecho de usufructo. Es decir, el propietario vende su casa a cambio de una cantidad económica pero se reserva su utilización durante un periodo de tiempo.

Esto es algo que suelen hacer personas mayores que no tienen herederos y necesitan liquidez para hacer frente a sus gastos. De este modo, venden su vivienda a un precio más bajo que el del mercado a cambio de poder utilizarla mientras estén vivos. Así, la persona que compra la vivienda no podrá utilizarla hasta la muerte del usufructuario o hasta que se cumpla el periodo establecido en el contrato.

Los derechos del nudo propietario

  • Derecho de propiedad, aunque no pueda utilizarla.
  • Puede vender la nuda propiedad siempre que se respeten los derechos del usufructuario.
  • Derecho de hipotecar la nuda propiedad.
  • Tienen el derecho de realizar obras y mejoras, siempre que estas no perjudiquen al usufructuario ni reduzcan el valor del bien.
  • Derecho a que se restituya el uso del bien finalizado el usufructo.

Obligaciones del nudo propietario

  • Asumir los gastos de la compraventa.
  • Respetar los derechos del usufructuario.
  • Encargarse de reparaciones de tipo extraordinario.
  • Pagar los tributos e impuestos correspondientes de la vivienda.
  • Sufragar la hipoteca del usufructuado en caso de que este disponga de una.

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora