Cuando hablamos de viviendas existen muchísimos aspectos que entran en juego. Cómo amueblarlas, qué tener en cuenta a la hora de comprar, los procesos a realizar para solicitar una hipoteca… Por ello desde nuestro blog siempre procuramos ofrecerte información interesante y útil a este respecto. Por ejemplo, en nuestras últimas publicaciones te hemos explicado qué es la nuda propiedad y como la firma electrónica te ayuda a agilizar los procesos inmobiliarios.

Pero en esta ocasión vamos a hablar de algo de lo que no lo habíamos hecho hasta ahora: la desigualdad de género. Básicamente se trata de un fenómeno social por el que se dan discriminaciones entre personas a consecuencia de su género. Y esto es algo que también ha llegado al mundo de la vivienda, porque ahora existen las llamadas viviendas sin desigualdades de género, que es sobre lo que hablaremos hoy.

Viviendas sin desigualdades de género: qué son

La idea de este tipo de viviendas no es otra que la de solucionar las desigualdades de género y, así, se mejore la conciliación familiar. Es decir, que las viviendas estén diseñadas con este objetivo en mente. Sabemos que es algo que puede ser realmente complicado de comprender correctamente, así que vamos a explicar exactamente qué es este concepto de vivienda.

Como hemos explicado, son viviendas que permitan realizar una mejor conciliación familiar y que reduzcan las diferencias entre ambos géneros. Esto es lo que también persigue el feminismo, que es un movimiento que promueve la igualdad entre hombres y mujeres a nivel social, político y económico. Sin embargo, aunque pensemos que vivimos en una sociedad avanzada, los datos del Instituto Nacional de Estadística reflejan que la brecha salarial entre hombres y mujeres supera los 4.000 euros anuales.

El INE señala que actualmente existe una brecha salarial entre hombres y mujeres de más de 4.000 euros al año

Así que, llegados a este punto, también podríamos definir este tipo de viviendas como casas feministas que puedan ser accesibles para las mujeres. Aunque lo cierto es que este no es el único requisito que deben reunir estas viviendas.

Los requisitos de las viviendas sin género

Como hemos comentado antes, este tipo de casas feministas buscan promover la igualdad. Y encuentran su origen en España en Valencia, donde se está poniendo en relevancia el término de vivienda sin desigualdad de género. El Gobierno Valenciano ha sido el primero en definir qué son estas viviendas. Y, en base a ello, un hogar que sea igual para hombres y mujeres es el que reúne los siguientes requisitos:

  • Las casas deben estar adaptadas a un modelo de familia. Es decir, los dormitorios deberían ser todos del mismo tamaño, de manera que no se discrimine a ningún habitante de la vivienda. Además, los baños no pueden estar integrados en las habitaciones y deben poder ser utilizados por más de una persona.
  • Cocina integrada en el hogar. También es importante que la cocina no esté separada del resto de la casa, siendo aconsejable que esté unida al comedor si es posible.
  • La seguridad en un hogar de este tipo es importante. El entorno y la arquitectura deben ayudar a eliminar las zonas inseguras y los escondites y promover los espacios abiertos.

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora