A la hora de hablar sobre viviendas y el sector inmobiliario hay muchos temas sobre los que se pueden profundizar. Sin ir más lejos, mientras que hace unas semanas os contábamos qué es la nuda propiedad, poco antes hablamos de las viviendas sin desigualdades de género. Sin embargo, en esta nueva publicación vamos a tratar un tema completamente nuevo. Así que no, esta vez no vamos a ofrecerte consejos a tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda.

Lo que haremos, por contra, será hablar sobre cómo gestionar un patrimonio inmobiliario por nuestra cuenta. Algo que resulta mucho más sencillo si contamos con la ayuda de un profesional pero que también es posible realizar por nosotros mismos. Así que, ya sea porque has recibido recientemente una herencia o porque cuentas con varias propiedades en tu haber, no deberías dejar pasar este nuevo post.

¿Qué es la gestión de patrimonio inmobiliario?

Un activo puede ser muchas cosas: dinero en efectivo, cuentas por cobrar, pasivos pagados por adelanto… Mientras que si hablamos de activos inmobiliarios estamos haciendo referencia a un inmueble. Normalmente a un piso, una casa o un local comercial. Y estos activos, pueden generar dinero si los gestionas de la forma adecuada. De hecho, solo podrás obtener el máximo rendimiento de ellos si la gestión que realizas de ellos es correcta.

Por este motivo si cuentas con un buen patrimonio inmobiliario deberías saber que la gestión que realices sobre él es algo muy importante. La llamada gestión del patrimonio inmobiliario, que tiene que ver con todo lo relacionado con revisar y gestionar una cartera de propiedades inmobiliarias con el objetivo de aumentar su valor.

Cómo gestionar un patrimonio inmobiliario correctamente

Un patrimonio, tal y como lo define la RAE, es un conjunto de bienes pertenecientes a una persona natural o jurídica susceptibles de una estimación económica. Y, como hemos comentado, ese patrimonio puede ser de diferente índole. En el caso que nos ocupa hablaremos de carteras de propiedades compuestas por una o varias viviendas, edificios o locales comerciales.

Para conseguir aumentar su valor es posible realizar muchas acciones: alquilar, comprar, hipotecar, combinar las acciones, aumentar la cartera de propiedades… Aunque para ello es necesario contar con habilidades de negociación que te permiten validar, vender, comprar y llevar la gestión de los activos de forma correcta.

Aspectos a tener en cuenta

Existen ciertos aspectos que deberías tener en cuenta a la hora de crear tu propia cartera de propiedades. Porque lo cierto es que no todas son igual de rentables ni tampoco suponen el mismo riesgo a la hora de adquirirlas. Por ello, nuestro consejo es que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Viviendas rentables: busca propiedades no demasiado caras que puedan aumentar su valor con el paso del tiempo.
  • Gestionar el riesgo: con estas inversiones siempre existen riesgos. Por ello es fundamental que procures mitigarlo y optar por las opciones menos arriesgadas posibles.
  • Reducir gastos: el mantenimiento de varias viviendas conlleva grandes gastos aunque es posible mitigarlos si recurres a alquilarlos para reducir gastos.

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora