Decorar una casa es algo bastante personal y donde se hace más cierto que nunca de que hay tantos gustos como colores. Sin embargo, más allá de filias y fobias, si hablamos de la decoración de un hogar existen ciertas tendencias que son una gran elección. Porque es posible elegir un tipo de decoración y después adaptarla por completo a nuestro gusto personal. En este sentido, con 2022 recién empezado, hoy vamos a hablar de un tipo de decoración tendencia: el hygge.

Uno de los estilos más utilizados durante el pasado 2021 y que, a buen seguro, continuará siéndolo durante este nuevo año. Pero… ¿En qué consiste exactamente? ¿Cómo aplicarlo en nuestro hogar? Porque lo cierto es que para la mayoría es posible que sea un tipo de decoración desconocido. Así que vamos a responder a todas estas dudas para que podáis dejar vuestra casa a la última.

¿Qué es el hygge?

Al igual que sucede con la cromoterapia, el estilo de mobiliario que elijamos para nuestro hogar y su colocación en el mismo es muy importante. Lo primero que necesitamos saber para explicar qué es el hygee es que se trata de una palabra danesa que no cuenta con una traducción literal. Sin embargo, pese a ello, podríamos asociarla a algo parecido a ‘bienestar’ y ‘confort’.

Dicho de otro modo, si en Dinamarca preguntamos por este concepto, posiblemente lo primero que nos responderían sería con una fotografía de un domingo típico de invierno: sofá, chimenea y un café caliente. Y, en lo que a decoración se refiere, tiene mucho que ver con esa imagen que nos dibujarían. Se trata, básicamente, de crear atmósferas confortables, que inviten a estar relajados y a dejar los problemas fuera para poder disfrutar de paz y relax.

Hygge es una palabra danesa que no cuenta con una traducción literal en español, aunque suele atribuirse a ‘bienestar’ y ‘confort’

Cómo llevar el hygge a tu vivienda

Una vez sabemos qué es el hygge, el siguiente paso es cómo llevarlo a nuestro hogar. Más allá de la decoración, es importante que, al margen de nuestras obligaciones del día a día, seamos capaces de dedicar momentos a nosotros mismos. A parte de esto, también hay que destacar la búsqueda de momentos para compartir con nuestras personas más cercanas mediante reuniones. Y la clave del hygge reside en eso: ofrecer reuniones íntimas en ambientes hogareños y relajados.

Claves para una casa hygge

Y si hablamos única y exclusivamente de decoración, existen ciertas claves que deberíamos seguir para contar con una vivienda con espíritu hygge. Estos tienen que ver con la comodidad, la iluminación y otros aspectos como los textiles y los materiales elegidos para nuestras estancias.

  • Comodidad: es importante buscar un sitio en el que el relax sea lo más importante. Este suele ubicarse en el salón del hogar y, para ello, recomendamos buscar cojines confortables, una manta suave, un reposapiés, una butaca junto a la ventana…
  • Iluminación: la luz también juega un papel fundamental en la decoración hygge. En este caso, para crear atmósferas relajantes es muy útil recurrir a iluminaciones tenues como las que ofrecen las velas. Cuanto más baja sea la temperatura de la luz, mejor. Así como si contamos con diferentes puntos de luz tenue.
  • Chimeneas: la paz y la relajación que transmite una chimenea en el salón durante los meses invernales es prácticamente inigualable. Si tienes opción, no dudes en instalar una en el tuyo, ya que te ayudará a crear momentos únicos.
  • Madera: en cuanto a los materiales, en este estilo destaca por encima de todos los demás la madera. Es importante recurrir siempre a materiales naturales, que son los grandes aliados para los interiores hygge.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora