En entradas anteriores hemos mencionado algunos consejos que nos pueden venir bien a la hora de elegir nuestra vivienda y la decoración de su interior. Desde elegir casas con tarima flotante hasta las 5 cosas imprescindibles que debe tener tu piso en la playa. Pues hoy venimos a hablaros de un concepto probablemente desconocido para muchos pero que, inconscientemente, influye en nuestras vidas: la cromoterapia.

¿Has oído hablar alguna vez de la terapia del color? ¿Quieres saber cómo influye en la decoración de tu hogar? Entonces, te invitamos a que te quedes leyendo este post.

¿Qué es la cromoterapia?

Cada vez son más las personas que se inspiran en la cromoterapia para decorar su casa. La cromoterapia es una técnica utilizada en la medicina alternativa. En esta técnica se utiliza la visualización de los colores para influir en la mejora del estado anímico y de bienestar de las personas.

También conocida como psicología del color o terapia del color, es utilizada como herramienta en el diseño de interiores. Cuando decidimos decorar el interior de nuestra vivienda sabemos que no es tarea fácil. Debemos combinar varios colores y tonalidades, de manera que den una sensación de orden, limpieza, comodidad o incluso mejoren nuestro estado de ánimo. Pues en eso consiste la cromoterapia.

Desde elegir el color de las paredes de las diferentes estancias de la casa, hasta la utilización de elementos decorativos, nos puede ayudar a conseguir que nuestro hogar se convierta en un lugar más positivo y acogedor. La principal finalidad de la cromoterapia es conseguir el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

¿Qué color elijo?

A continuación, vamos a mencionar los ocho colores más comunes, las sensaciones que transmiten y cuál es la estancia del hogar más idónea para ese color.

Rojo

Es uno de los colores más estimulantes. Se asocia con la pasión, la energía, la fuerza y la prosperidad. Este color ayuda a superar pensamientos negativos, ayuda a sentirse con más energía y a alejar la negatividad del hogar.

No obstante, hay que tener cuidado con este color ya que, si se abusa de él, puede producir cierta ansiedad así como nerviosismo e irritabilidad. Se recomienda combinarlo con otros colores y no utilizarlo en estancias como dormitorios o zonas de trabajo.

Naranja

Color vibrante que influye de manera positiva en la creatividad y en el estado anímico. Destaca por su influencia en la vitalidad física y el intelecto, combate la pereza y potencia una buena comunicación.

Este color se recomienda en estancias como el comedor, la cocina, el salón o la zona de juegos de los más pequeños. Se puede combinar con otros colores como el blanco, el gris e incluso el negro.

Amarillo

Este color está asociado a la alegría y a la juventud. Además, tiene propiedades creativas que ayudan a estimular el cerebro y mejorar la concentración. Se podría decir que es un color antidepresivo.

El amarillo aporta un extra de luminosidad por lo que se recomienda usarlo en espacios que no tengan demasiada luz natural, ya que podría llegar a irritar.

Verde

Si buscas relajación, armonía, equilibrio y bienestar, el verde es tu color. Es un color perfecto para personas que padezcan trastornos de sueño, ansiedad, estrés y problemas emocionales. Se aconseja utilizarlo en habitaciones y en aquellas zonas destinadas al descanso.

Azul

El azul es un color refrescante que invita a la relajación y a la tranquilidad. Para la cromoterapia, el color azul tiene efectos terapéuticos, ayudando a reducir el estrés y a descansar mejor.

Este color se indica para baños y zonas antisépticas, así como para las habitaciones de los más pequeños o para las de aquellas personas que tengan trastornos emocionales.

Violeta

Es uno de los colores favoritos para las salas de meditación, ya que favorece la concentración, reduce el estrés y ayuda a conseguir un descanso más satisfactorio.

Blanco

Es el color más neutral y que sirve como comodín para la decoración. El blanco transmite calma, paz, pureza y luminosidad. Se recomienda usarlo en habitaciones pequeñas y con poca luminosidad para así crear la sensación de amplitud.

Negro

No es muy común utilizar este color para las habitaciones de una vivienda, ya que transmite sensaciones negativas como tristeza, dolor e infelicidad. Sin embargo, no podemos olvidar que el color negro también es sinónimo de elegancia. Por ello, se convierte en el aliado perfecto para dar algunos toques en dormitorios, baños y espacios más íntimos.

Conclusión

Como hemos visto, es importante conocer el significado de los colores para entender la manera en la que los recibe nuestro subconsciente y las sensaciones provocan en nosotros. Y ahora, ¿te animas a utilizar la cromoterapia para inspirarte en la decoración de tu casa? Grupo Mayfo: viviendas obra nueva Granada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora