Reglas de feng shui para colocar las camas en dormitorios infantiles por Grupo Mayfo en la provincia de Granada

Decorar una casa no es una tarea fácil, sobre todo si quieres hacerlo con estilo para que tu hogar sea casi de revista. Hay algunos rincones de la vivienda que son más difíciles de decorar que otros, como el salón, la cocina o los cuartos de baño. Y otros lugares que dependen única y exclusivamente de tus gustos personales. Esto último es lo que sucede con los cuartos, que son espacios individuales en los que debe primar tu comodidad.

Pero… ¿Cómo hacer con los cuartos de los niños? Si no sabes qué hacer, puedes recurrir a implantar el feng shui en el dormitorio. Así podrás contar con un espacio que sea óptimo para su uso y que esté cargado de energía, armonía y bienestar. Así que, al igual que te hablamos sobre decoración en nuestro artículo ‘Espejos: dónde colocarlos y por qué’, hoy profundizaremos sobre los dormitorios infantiles y cómo colocar las camas en ellos.

Los cambios de escenario

Antes de hablar sobre cómo colocar las camas o del fehg shui en el dormitorio, hay algo que debes tener en cuenta: los niños están en constante evolución. ¿Qué quiere decir esto? Pues que, al igual que ellos, su entorno debe también estar preparado para esa transformación permanente. Y esto incluye a su habitación. Así que a la hora de elegir los muebles y su disposición ten en cuenta antes.

El dormitorio debe ser un lugar que se pueda adaptar a la evolución de los pequeños, así como a su crecimiento

La distribución

Ahora sí, hablemos de la distribución para respetar el feng shui. En este caso debes tener claro que la forma de colocar los muebles debe ser estratégica. Por ejemplo, sobre cómo colocar las camas, debes evitar que el cabecero este justo delante de una ventana. Además, la cama no puede estar frente a la puerta del cuarto. Por otra parte, si va a contar con un escritorio o zona de estudio, procura que no esté de espaldas a la puerta, lo que fomentará la concentración del pequeño.

¿Qué colores utilizar?

Ahora que sabes cómo colocar las camas, pasamos a otro aspecto clave: el color. Aquí debes tener en cuenta que todo dormitorio infantil debería ser un lugar tranquilo y agradable en el que los pequeños estén cómodos. Para que esto sea así evita los tonos demasiados intensos y estridentes. No hace falta recurrir a los típicos rosas o azules, puedes buscar colores poco intensos que combinen con los neutros.

Cada cosa en su sitio

Para finalizar con la distribución del dormitorio también deberías tener en cuenta que cada cosa debería tener asignado su lugar en la habitación. Para ello, es buena idea dejar un espacio central libre en el que pueda pasar el rato y jugar. Cerca, a su alcance, debe haber lugares de almacenaje en los que pueda dejar sus juguetes. Esto fomentará que pueda coger siempre los juguetes que quiera y luego vuelva a guardarlos con facilidad. No hace falta que sigan tu mismo sistema a la hora de ordenar las cosas, puedes ser un poco flexible aquí y dotarles de cierta independencia.

Login

Register

terms & conditions

Llamar ahora