Casi todo el mundo sueña, al menos una vez en la vida, en cómo sería la casa de sus sueños. Y lo cierto es que, aunque pueda parecer un sueño imposible de llevar a cabo, no lo es tanto si puedes conseguir un buen terreno sobre el que construir tu vivienda. Sobre esto hablamos en el artículo que publicamos hace un tiempo ‘¿Comprar o construir?’.

En esta nueva ocasión queremos seguir hablando del tema, pero no sobre si es mejor comprar una casa de segunda mano o construir una completamente nueva. Lo que haremos esta vez será hablar sobre un terreno para construir y lo que deberías tener en cuenta a la hora de comprarlo para poder hacer la casa de tus sueños. Así que si has visto varios terrenos para comprar pero no sabes cuál de ellos elegir, no te pierdas nada de lo que vamos a contarte.

Terrenos para comprar: 4 claves a tener en cuenta

Si has decidido comprar un terreno para construir, lo más seguro es que quieras empezar cuanto antes a hacer tu propia casa. Sin embargo, más allá de consejos para construir tu nuevo hogar, hay ciertas consideraciones previas que deberías tener presentes. Estos tienen que ver con la elección del terreno a comprar, algo que te permitirá que hacer realidad la casa de tus sueños sea más fácil y económico si eliges con sabiduría. Y para que esto sea posible vamos a brindarte cuatro pasos.

Elegir bien el terreno a comprar para construir tu vivienda resulta fundamental

1. Establece tu presupuesto

El primer punto a tener en cuenta al ahora de elegir el terreno para construir tiene que ver con establecer un presupuesto límite. Una vez hayas determinado el precio máximo que estés dispuesto a pagar llega el momento de comprar entre las opciones que haya disponibles. No te pases nunca del máximo que habías marcado, ya que hacerlo afectará al resto de fases de la construcción de la casa al contar con menos dinero para hacer frente a ellas.

2. Ten en cuenta el tipo de suelo

A parte de los metros cuadrados y su disposición, otra cosa a tener en cuenta sobre el terreno que vayas a comprar tiene que ver con conocer el tipo de suelo que es. Existen muchos tipos diferentes: urbano, urbanizable, rústico… Lo ideal, si no quieres complicaciones extra, es que busques una parcela en la que el suelo sea urbano y puedas construir en él desde el primer día.

3. Conoce la normativa de urbanismo

También es importante que tengas presente que a la hora de construir hay que tener en cuenta ciertas normas. Por ejemplo, no podrás construir todo lo que quieras en tu parcela, ya que existe normativa referente al número de metros cuadrados y plantas edificables. Además, también es habitual que haya límites en lo relativo a la altura de la edificación y a la distancia entre los límites de la vivienda y la parcela.

4. Busca asesoramiento técnico

Construir tu propia vivienda es complicado, sobre todo si no conoces la normativa o no estás familiarizado con la construcción. Por este motivo nuestro consejo es que recurras al mejor asesoramiento técnico que puedas conseguir antes de hacer una inversión tan importante.

Si quieres saber más o quieres que te asesoremos en Grupo Mayfo, puedes visitarnos en nuestras oficinas o ponerte en contacto con nosotros.

Login

Register

terms & conditions

Llamar ahora