En otras ocasiones hemos hablado en nuestro blog sobre las razones para comprar una vivienda de obra nueva. Y también hemos debatido sobre qué resulta mejor, ¿vivir en Granada o en el área metropolitana? Sin embargo, hasta ahora no habíamos hablado sobre las urbanizaciones. Áreas de viviendas que suelen contar con zonas comunes y que resultan ideales para familias con niños. Parques para jugar, piscinas, columpios, zonas de deporte y recreo… En el post de hoy os contamos todo lo que necesitáis saber al respecto.

¿Qué son las zonas comunes de una vivienda?

Para comenzar vamos a explicar qué son las zonas comunes de una vivienda. En definición, hacen referencia a todas las partes de un edificio que pertenecen a todos los propietarios. Suelen estar destinadas para facilitar la existencia a los mismos y se componen desde pasillos y ascensores hasta piscinas y jardines. Son, por tanto, las zonas comunes, espacios y elementos estructurales del edificio.

Las zonas comunes son las que pertenecen a todos los propietarios

¿Cuáles son las ventajas de vivir en urbanizaciones con zonas comunes?

Evidentemente, cuando hablamos de las zonas comunes como valor añadido a una vivienda no nos referimos al portal o la zona de suministros. Sino que lo hacemos a las zonas de ocio y los espacios abiertos como jardines o terrazas. Zonas que permiten disfrutar al máximo de las posibilidades del edificio y a las que es muy fácil sacarles partido. Algunas de las ventajas de estas zonas comunes son las siguientes:

  • Facilitan la socialización entre vecinos.
  • Son atractivas e incrementan el valor de las viviendas.
  • Ofrecen una mayor calidad de vida.
  • Resultan ideales para las familias con niños.

Derechos y obligaciones de los propietarios

Para que no surjan problemas entre vecinos, es importante que todos sepan sus derechos y obligaciones como propietarios. En este sentido, los derechos con respecto a las zonas comunes de una vivienda son los siguientes:

  • Usarlas y disfrutar de ellas respetando sus normas de uso.
  • Realizar obras de conservación y mantenimiento para garantizar la seguridad de su utilización.
  • Solicitar infraestructuras para la mejora colectiva del edificio.

Mientras que si nos centramos en las obligaciones es necesario respetar y utilizar adecuadamente todas estas áreas comunes, responder a las deudas de anteriores propietarios. Además decontribuir a la conservación y reparación de dichas zonas y aceptar el cargo de presidente de la comunidad cuando corresponda.

Todos los propietarios que lo deseen pueden disfrutar de este tipo de zonas de la comunidad si respetan sus normas de uso

¿Las zonas comunes influyen en la compra-venta de una vivienda?

Muchas personas se hacen esta pregunta y lo cierto es que la respuesta es bastante clara: sí que influyen en el proceso de compra-venta. Esto es algo que se debe a que los inmuebles con zonas comunes son mucho más valorados que los que no las tienen. Por otra parte, el disponer de zonas de ocio y espacios abiertos requiere de solicitar mayor información por parte del comprador para conocer los gastos que conllevan.

Lo aconsejable es buscar una comunidad que nos ofrezca zonas comunes que nos resulten atractivas. Y una vez demos con ella, el administrador de la comunidad podrá ofrecernos todo lo que necesitemos saber: el precio de la couta de la comunidad, las normas de uso o si existen deudas.

Conclusión

La conclusión que podemos ofrecer es bastante clara: contar con zonas de este tipo en nuestro edificio está lleno de ventajas. Desde hacer que aumente el valor de la vivienda de manera considerable hasta ofrecer zonas perfectas para el ocio, el deporte y disfrutar en familia. Porque a todo el mundo le gustaría contar con una piscina, un parque infantil o una pista de pádel en casa. Grupo Mayfo: viviendas de obra nueva Granada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Register

terms & conditions

Call Now ButtonLlamar ahora